Oaxaca.- Una de las áreas que más se han criticado por implementar y buscar ciertas características físicas, es el modelaje y la fotografía; sin embargo, este motivo ha sido una ideología de la gente que se ha visto cada vez más diversificada, pues las distintas agencias han logrado crear apertura para la gente diversa y ser parte de campañas publicitarias importantes.

Tal es el caso de la modelo oaxaqueña Karen Vega, quien con tan sólo 14 años de edad y sin ningún fin de lucro, apoyaba a la esposa de su abuelo, de oficio costurera, a medirse los vestidos que ella realizaba para una firma local de moda. Fue en esos momentos donde Vega se sintió interesada por la profesión del modelaje.

Modelo oaxaqueña
Actualmente, Karen tiene 18 años de edad y forma parte de la historia de portada de Vogue edición Julio realizada bajo la lente del exitoso fotógrafo mexicano Dorian Ulises López Macías, convirtiéndose en la primera modelo oaxaqueña en formar parte de la industria.

Un proyecto diferente
Karen nació en Oaxaca de Juárez, México, y su profesión inició luego de ser invitada por el director creativo y diseñador oaxaqueño Pompi García y el fotógrafo Enrique Leyva, formando parte de una producción llamada “Realismo Mágico”, con la idea de mostrar más piel morena y nativa en su proyecto.

“Creo que por mucho tiempo se han puesto estándares muy altos para el modelaje en México”, declaró para Vogue México.