Con gran entusiasmo, orgullo y felicidad, los socios del Club Ítalo-Mexicano celebraron el pasado 21 de octubre con una reunión, la llegada de los italianos al  Puerto de Veracruz, conmemorándose el  el 131 aniversario de su migración a este continente.

Durante la celebración efectuada en el club Ítalo-Mexicano y presidida por Atenógenes Morales Tress, presidente del club, las familias presentes recordaron aquel 19 de octubre cuando, desde el Puerto de Líbano zarpó el barco “Atlántico”, un 15 de septiembre de 1881 con 489 personas a bordo, teniendo como destino el majestuoso puerto de Veracruz.

De ahí que las familias ítalomexicanas recordaran con gran emotividad la llegada de los “nonos” a territorio veracruzano, pidiendo por todos ellos en el marco de una misa de acción de gracias y por el descanso eterno de todos los que arribaron hace 131 años con el fin de trabajar las tierras.

Ahí mismo y siguiendo con la historia que enmarca a los descendientes Italianos, se recordó la construcción y fundación del Club, donde se destacó la gran participación de los señores Toribio Tress Zilli (+), Eduardo Morales Reyes y Pedro Tress Hernández, quienes hace más de 30 años y con ayuda de varias familias hicieron posible el salón social que hoy en día es el punto de reunión de todos los descendientes italianos.

Presentes en la convivencia estuvieron: Emilio Zilli Debernardi, Secretario de Club, así como la tesorera, Lucy Tress de Treviño, las familias: Zilli Grajales, Zavaríz Rodríguez, Tress Zilli, Tress Rodríguez, Treviño Tress, Gilibert Tress, Crivelli Canales, Zilli Debernardi, Zilli Duayhe, Vicenttín Cadó y Tress Fernández por citar algunas.

Después de disfrutar de una extensa y variada gastronomía con platillos típicos de Italia como la Polenta, las familias cerraron con broche de oro esa divertida y anual convivencia en la que también festejaron a los cumpleañeros del mes con el juego de las Bochas, por supuesto un entretenido juego traído por los italianos, ¡felicidades!

 

Mónica Chico L.

El Buen Tono