in

ENCAJUELADO EN SORIANA

Superiberia

Córdoba.- Con un disparo en la cabeza que le arrebató la vida y encajuelado en el auto de alquiler que conducía, fue localizado la mañana de ayer el taxista de la unidad 381, luego de que el automóvil permaneciera por mucho tiempo en el estacionamiento del centro comercial Soriana Hiper, ubicado en el bulevar Córdoba-Peñuela y fuera reportado a la Policía.

El cuerpo del infortunado presentaba además del balazo en la cabeza, golpes en diversas partes del cuerpo, lo que motivó a policías ministeriales que acudieron a la escena del crimen, iniciar dos líneas de investigación, siendo una de ellas una posible venganza y la otra un posible crimen pasional.

La encargada de la Agencia Sur del Ministerio Público tomó conocimiento de los sucesos, mas no sin antes ordenar al departamento de los Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia, recabar indicios para ser anexados al expediente iniciado por el homicidio del ruletero.

El hallazgo del cuerpo del taxista Gabino Carlín Acosta, de 56 años, vecino de la avenida 33 y calle 21, número 1320, de la colonia Paraíso, se dio la mañana de ayer alrededor de las 09:00 horas, cuando testigos dieron parte a la Policía que en el estacionamiento del centro comercial había un taxi estacionado desde la madrugada.

Se trata del taxi número 381, Nissan Sentra, placas 80-89 XCZ, en cuyo asiento trasero se encontró una caja de zapatos y en la cajuela de costado y de espalda hacia la chapa, el cuerpo del trabajador del volante.

Según algunos allegados al infortunado, comentaban en la escena de los sucesos que el taxista estuvo desayunando alrededor de las 10:00 de la mañana del jueves en casa de su concubina Juana Juárez Jácome, de 43 años, en la avenida 33 y calle 21, y posteriormente continuó trabajando.

A las 17:00 horas el ruletero tenía que llegar a comer a casa de su esposa Modesta Cruz Vargas, de 59 años, vecina de la avenida 18 y calle 9 número 1617 de la colonia Pablo Sidar, pero ya no llegó, sino que mas bien le avisaron a la señora que acudiera a Soriana para que reconociera a su marido ya que estaba muerto.

Al sitio acudió personal del Ministerio Público, peritos en criminalística y el subprocurador regional de justicia, para iniciar las diligencias necesarias y ordenar el levantamiento del cuerpo para ser trasladado por personal de conocida funeraria, iniciándose así la investigación ministerial por el homicidio del taxista en contra de quien o quienes resulten responsables.

La zona del homicidio tuvo que ser acordonada ya que se dieron cita un buen número de ruleteros los cuales argumentaron que durante varios años, la víctima estuvo asignado al sitio 30 caballeros ubicado en el IMSS de la avenida 11 entre calles 1 y 2.

 

ELEUTERIO ESPINOZA B.

EL BUEN TONO

Atropella auto a motociclista

Atienden en IMSS 900 casos de Sida