• Brota podredumbre en diversas áreas delegacionales; indiciados de irregularidades siguen en sus cargos y no pasa nada.

CÓRDOBA.- Mientras José Bonifacio Hernández Colorado, jefe de mantenimiento del Hospital General No. 8 del IMSS, niega que sea su voz la que se escucha conviniendo con un proveedor lo que parece ser un “moche” de 60 mil (pesos); las autoridades delegacionales en Veracruz-Sur hicieron mutis y no dieron ningún posicionamiento al respecto.
Tampoco se informó si el sujeto será separado del cargo y sometido a una investigación para determinar su responsabilidad o como en el caso del terrorista, misógino y desquiciado, Julio César Ávila Tena, lo protegen y sigue en su puesto como si nada.
Empleados del hospital afirmaron que Bonifacio Hernández Colorado “está que no le calienta ni el sol porque sabe que puede perder su trabajo, pero más que su trabajo, su mina de oro”.
Aunque Hernández Colorado niegue ser el principal protagonista del audio, El Buen Tono está en la disposición de entregarlo a la delegada Célida Duque Molina, a la Secretaría de la Función Pública y a la Fiscalía General de la República, para que un perito especialista determine si es la voz del ingeniero encargado del mantenimiento en el hospital 8 del IMSS.
A partir del llamado que como medio de comunicación hicimos para que otros proveedores que tengan pruebas de corrupción por parte de funcionarios del IMSS, las entreguen a esta casa editorial, nos llegó material en contra de otros ingenieros encargados de conservación en la delegación, quienes también piden diezmo a los proveedores y ninguna autoridad parece darse cuenta de la podredumbre que existe.
Es realmente sorprendente la forma cómo los encargados de varias áreas “inflan” los proyectos de construcción o restauración; también en el área de servicios generales que se encarga de lavandería y vehículos institucionales, donde hacen su agosto en pleno diciembre.
La información que sigue llegando a nuestra redacción indica que Bonifacio Hernández Colorado tiene señalamientos de corrupción desde hace tiempo, pues estuvo a cargo de la remodelación del hospital 12 de Potrero, donde la pandilla del ex delegado Jorge Tubilla Velasco presuntamente desvió 5 millones de pesos sin hacer nada, ya que sólo retocaron algunas áreas del nosocomio, ¿No es así Bonifacio?