CDMX.- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, pidió a los estados alistar las camas Covid que se vayan desocupando para atender a enfermos por influenza, ante el inicio de la temporada de este virus en México. Advirtió que habrá un incremento gradual de casos y el punto máximo será entre diciembre y enero; después empezará la disminución, sostuvo.

En todos los países existe la posibilidad de que durante la temporada fría del año, que es precisamente la de influenza, haya repunte de la epidemia (Covid-19), alertó.

Ante ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se renovará la estrategia de atención del coronavirus con la intensificación de visitas domiciliarias para detectar a más enfermos, además de que orientarán la atención en hospitales privados a enfermos de Covid.

La campaña de vacunación contra la influenza empieza mañana, por lo que López-Gatell llamó a mayores de 60 años, enfermos crónicos, embarazadas y menores de cinco años a aplicársela.

El nivel de desocupación de camas de enfermos Covid es de 73 por ciento, y se requiere reutilizarlas para el tratamiento de personas con infección respiratoria aguda grave, en la medida en que anticipamos el inicio de la temporada de influenza, destacó.

Al detallar en conferencia de prensa en Palacio Nacional las curvas epidemiológicas del Covid por entidad –16 en semáforo amarillo y 15 en naranja–, resaltó que Campeche sea el primer estado que pasó a color verde.

Llamó a quienes tengan síntomas de coronavirus a acudir a hospitales para ser evaluados. Señaló que en promedio, cuatro de cada 10 personas que en el país se les toman especímenes para diagnóstico de Covid dan positivo, y el resto tiene manifestaciones clínicas por múltiples virus respiratorios –en el mundo hay más de 300– que pueden causar síntomas similares. Uno de ellos es la influenza.

Precisó que esta última no empieza un día específico, pero gradualmente irá creciendo, lo cual es normal, ocurre todos los años desde hace varios siglos y lo vamos a tener todas las naciones del hemisferio norte a partir de ahora.

López Obrador insistió en que vamos bien contra la pandemia, pero como el Covid persiste, el lunes en reunión con los integrantes del gabinete de salud se acordó imprimirle nueva fuerza y dinámica a la estrategia, reforzando las visitas domiciliarias para detectar a más enfermos y convencerlos de que vayan a los hospitales.

A partir del convenio que se firmó con nosocomios privados para tratar a enfermos no Covid, mencionó que no descartan que el servicio se brinde ahora a quienes padecen el virus, con el propósito de mejorar la calidad de la atención y salvar vidas, además de que mantendrán las medidas preventivas y la sana distancia para evitar un rebrote.

Por su parte, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, afirmó que continuarán las recontrataciones de quienes se formaron como especialistas para tratar a enfermos Covid, así como los estímulos para los trabajadores de salud, con el fin de seguir atendiendo la emergencia y lo que viene.