Este lunes, la Conferencia del Episcopado Mexicano recomendó suspender las misas dominicales en templos, parroquias, santuarios y capellanías durante la contingencia por el coronavirus. 

“Las celebraciones eucarísticas dominicales en los templos parroquiales, santuarios y capellanías. Cada obispo, en su jurisdicción, podrá dispensar de la obligatoriedad de la misa dominical. Los sacerdotes sin embargo no dejen de celebrar la misa de una manera privada”.

A través de un comunicado que publicó en su cuenta de Twitter, el consejo de presidencia de la CEM recomendó a los obispos de México suspender los encuentros para grupos numerosos como retiros, asambleas, congresos, jornadas y catequesis.