• Señala vocero de la Iglesia
  • La crisis económica y el desempleo pegan a todos los sectores

Orizaba.- El vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, opinó que el gobierno federal debe dejar de denostar y descalificar a la Iniciativa Privada del país, debería de ayudar y solidarizarse con el sector ante la crisis económica y el desempleo a corto, mediano y largo plazo por la pandemia. 
Indicó, “en el tema de la pandemia se han afectado inversiones, empresas y el bolsillo de los mexicanos, por el aumento del desempleo; la crisis social se traduce en económica para el próximo año”.
Es por ello, dijo, “más que preocuparse sería ocuparse, hoy creemos que para prever esta crisis económica el gobierno federal tendría que ayudar y solidarizarse con empresarios e industriales”. 
Sin embargo, recordó, “al ciudadano le toca programarse económicamente, evitar gastos superfluos que de repente les agobian cuando adquieren deudas y pueden arriesgarse a perder su patrimonio, en el caso de los empresarios buscan mantener los salarios de sus trabajadores”.

Padres de familia no deben ser permisivos
También opinó que se debe tener sumo cuidado en la educación de los menores, pues los padres no pueden ser demasiado permisivos en sus primeros años de formación.
Lo anterior, luego de que el pleno del Senado aprobó modificaciones a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y del Código Civil Federal para prohibir el castigo corporal y humillante como método correctivo o disciplinario a niños, niñas y adolescentes.
Indicó, “este tipo de reformas a las leyes es un avance en una reeducación de los padres, así como el de las nuevas generaciones y que deberían vivir libres de
violencia”.
Sin embargo, consideró, “estas deben de ser integrales y si bien es cierto que no debe haber castigos físicos y psicológicos humillantes, por otro lado, se debe trabajar con las instituciones educativas, instituciones que puedan ayudar a la familia, como lo es la iglesia, se debe mantener la pedagogía de la corrección”.

Piden evitar epidemia intrahospitalaria
En materia de Salud, el vocero diocesano, refirió que es necesario que se ponga atención en el Hospital General Regional Orizaba (HGRO), lo anterior, sobre el pronunciamiento que realizaron la semana pasada al menos 16 médicos especialistas en Medicina Interna del HGRO, quienes advirtieron que este nosocomio trata a pacientes sospechosos y confirmados de Covid-19 en una misma área.
“Confiamos en que haya una supervisión de los responsables para mantener el cuidado de todos los que en un momento tienen que convivir en los hospitales, para evitar el riesgo de un mayor de contagio y caer en un repunte de la epidemia que sea por infección intrahospitalaria’’, resaltó.
Los galenos explicaron que se les dio la orden de subir directo a todo paciente sospechoso Covid que llegue, sin realizar previamente tomografía, ni hisopado nasal para el diagnóstico requerido, que se realizaba en el área de urgencias, ahora se ingresan pacientes Covid y no Covid juntos en el módulo de quinto piso, también denunciaron que no cuentan con los medicamentos necesarios para su atención completa.
Ante ello, consideró que las instituciones de Salud, los hospitales que reciben casos han sido sobrepasados dando como resultado que el personal como médicos, enfermeros, camilleros e incluso administrativo han contraído esta enfermedad, “en ese sentido, se entienden los reajustes que hacen para la atención que en algunos casos les
impone límites”.