Superiberia

Xalapa.- La muerte de los policías municipales no quedará impune y se castigará, en caso de haberlos, a los funcionarios responsables de haber comprado las torres de vigilancia que no contaban con ningún tipo de seguridad para los uniformados, y las cuales fueron adquiridas en 7.5 millones de pesos, dijo el diputado Rubén Ríos Uribe.

Ayer, el legislador morenista presentó  un anteproyecto con Punto de Acuerdo ante el Congreso Local por el cual exhorta al Órgano de Fiscalización Superior del Estado (Orfis) y a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) realizar una investigación respecto a la adquisición de las torres de seguridad, toda vez que no cumplían con las condiciones de blindaje necesarias.

Asimismo, solicitó que, a través de la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Fiscalía General de la República (FGR), se deslinden o finquen las responsabilidades a que haya lugar a los funcionarios responsables, para que los actos no queden impunes.

“La muerte de cuatro elementos de seguridad pública y la existencia y utilización de una costosa torre de seguridad que se presentó como blindada, cuando no lo era, pone a la vista uno de los más abominables actos de corrupción en la memoria reciente de esa ciudad”, acento. Denunció la inadmisible falta de compromiso de autoridades y funcionarios, quienes, a su parecer, comprometieron la vida de los policías.

Vecino