El Gobierno ha decretado este sábado el estado de alarma en toda España y, entre otras medidas, ha limitado la libertad de movimiento de los ciudadanos para intentar frenar el avance del coronavirus. “España se enfrenta a una emergencia de salud pública que requiere soluciones extraordinarias, una crisis sanitaria a la que vamos a dar respuesta con el mayor rigor científico y todos los recursos necesarios”, ha señalado el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una rueda de prensa celebrada al borde de las nueve de la noche. “Ponemos en el centro la salud de las personas, pero debemos atender a las familias, autónomos y empresas”, ha añadido.

El Presidente del Gobierno ha anunciado que el estado de alarma arrancará esta medianoche, después de que el real decreto se publique en el BOE. “La autoridad competente en todo el territorio será el Gobierno”, ha asegurado Sánchez. Es decir, será su Ejecutivo la máxima autoridad en todo el Estado en materia de Interior, Defensa y Sanidad. Esta medida ha provocado las quejas públicas del Gobierno vasco y de la Generalitat de Catalunya, que entienden que se invaden sus competencias.

La decisión se ha tomado en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, de más de siete horas de duración. Sánchez ha pedido disculpas por el retraso sobre el horario previsto y ha señalado que es la primera vez que se aprueba un decreto así. “Hablamos de la cotidianeidad de la ciudadanía. Nos hemos centrado en todos y cada uno de los artículos para que cada ciudadano sepa bien a qué se atiene”.