Los consejeros delegados de los gigantes tecnológicos Google, Amazon, Apple y Facebook capearon este miércoles en una audiencia en la Cámara de Representantes de Estados Unidos las acusaciones de posición dominante y monopolio de la bancada demócrata y las críticas de censura que unánimemente llegaron desde los republicanos.

Pese al faraónico tamaño de estas empresas y su presencia en diversos sectores de la nueva economía digital, Jeff Bezos (Amazon), Sundar Pichai (Google/Alphabet), Tim Cook (Apple) y Mark Zuckerberg (Facebook) pintaron un panorama en el que sus empresas no solo no operan en un monopolio, sino que están en riesgo de perder terreno frente a sus competidores o dejar de ofrecer servicios que en su opinión revitalizan a las pequeñas empresas y crean empleo de calidad.

Las cuatro empresas juntas ingresan anualmente unos 800 mil millones de dólares, casi tres veces el producto interior bruto (PIB) de un país emergente como Colombia, y tienen una capitalización bursátil de 4.7 billones de dólares, mayor que el tamaño de la economía alemana.