Ciudad Mendoza.- Tras el anuncio de la toma de la escuela Camerino Z. Mendoza por padres de familia que exigen la destitución de la Directora y un docente, una unidad con tres elementos de la Policía Municipal vigilan el lugar. Luego de que el personal del plantel voló lo candados que habían colocado los padres inconformes, los padres permitieron el acceso de los estudiantes porque presentarían exámenes.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.