Un estudio ha revelado que más de la mitad de los usuarios que acceden a Netflix comparten su cuenta con alguien ajeno a su hogar, incluidos amigos y familiares. Curiosamente, este nuevo estudio llega poco después de que el gigante del streamingaumentara sus precios en Estados Unidos.

La encuesta, encargada por Kill The Cable Bill, señala que más de la mitad de los suscriptores de Netflix a los que preguntaron admiten que comparten su contraseña con alguien fuera de su familia inmediata o con familiar que ya no vive en el hogar.

Los resultados arrojaron que un 17,7 por ciento lo comparte con amigos, un 25,6 por ciento con un familiar que no pertenece a su núcleo cercano y un 9,2 por ciento con un hijo que ya no vive en casa. Por su parte, un 47,5 por ciento de los encuestados no comparte su cuenta.