La Fiscal General de Nueva York, Letitia James, anunció este martes que demandará a la Administración de Donald Trump después de que el mandatario firmara un memorando que excluye a los migrantes indocumentados del conteo de cara a la representación legislativa después del censo.

“Nadie deja de ser una persona por falta de documentación”, dijo en un comunicado remitido a la prensa James, en el que se tacha de “ilegal” el memorando y en el que se subraya que esta medida se ha llevado a cabo por el Gobierno de Trump para “cambiar el equilibrio de poder en el Congreso”.

“Según la ley, toda persona que resida en Estados Unidos durante el censo, sin importar el estatus, debe ser contada”, agregó James.