Un informe del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés), estima que el coronavirus no sobrevive mucho tiempo a altas temperaturas y alta humedad, además puede ser destruido por la luz solar.

Sin embargo, los investigadores advierten que de ninguna manera los resultados de los experimentos aseguran que eliminará, o incluso disminuirá, los nuevos casos de coronavirus. Los resultados arrojan que el virus es menos resistente en condiciones de mayor temperatura y humedad, pero hacen falta pruebas adicionales.

Los experimentos fueron realizados por el Centro Nacional de Análisis y Contramedidas de Biodefensa de Estados Unidos, en partículas virales suspendidas en saliva y descubrieron que la luz solar simulada mató rápidamente al virus, además las pruebas se realizaron en entornos controlados y destinados a imitar diversas condiciones climáticas.

De acuerdo con el DHS, las pruebas probaron cuánto tiempo puede sobrevivir el coronavirus expuesto en una gota de saliva de una tos o estornudo en superficies con acero inoxidable bajo condiciones relacionadas con la temperatura, la humedad y la luz solar.