Parte I de II

ORIZABA.- Cansados de trabajar sin seguro sin insumos sin un salario estable con una gran falta de insumos, así como también de personal médico para atender obligadamente a los pacientes COVID-19, trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado evidenciaron la corrupción que existe al interior del hospital por parte del director Rogelio Rodríguez, así como de la delegada sindical y del administrador, Cuauhtémoc Yáñez.
Señalaron que la situación que viven en el hospital es muy difícil, pues prácticamente no cuentan con el personal completo para todos los turnos, pues solamente se otorgaron tres contratos; uno médico y dos enfermeras para la jornada de lunes a viernes, incluso hay un sólo camillero para el turno matutino y vespertino mientras que para el turno nocturno no hay de martes, jueves ni de lunes, miércoles y viernes y de fin de semana menos, ni bajo el contrato COVID.
Mencionaron que hay bastantes pacientes ahora en el área COVID; hay una sola enfermera y un solo médico y no se dan abasto, “no contamos realmente con todo el material adecuado, los suplentes que trabajan aquí tampoco tienen y no están asegurados, aunado a que no tienen un salario estable, prácticamente nada para poder defenderse y el director así cómo el administrador quieren que se metan todos y rolar a los suplentes para que entren y sin estar protegidos”.
Informaron que el doctor Rogelio quien es el director no les ha dado solución alguna a pesar de darle a conocer todas las inconformidades incluso la delegada sindical Miriam Rodríguez y el administrador Cuauhtémoc Yáñez ya les dijeron dijo que no va a haber itineratos y que no va a ver nada ahorita para que nos den seguro y ni para que nos den un salario estable porque no están autorizados.
Refirieron que los suplentes dijeron que no van a pagar dobles los itineratos aunque eso es ilegal porque definitivamente los itineratos nada más son de 45 días y se deben de trabajar 45 pero aquí el administrador Cuauhtémoc Yáñez y el licenciado Raúl Mariscal son los que estaban llevando a cabo el control de los itineratos para que pudieran según ellos ahorrar económicamente y pudiera haber insumos hecho que no ven porque los compañeros de base han ido a Xalapa por material que allá mismo les proporcionan para el hospital.