• EN CASO DE NO SER REESTRUCTURADO
  • Armando López Macip, presidente del Comité Ciudadano de la Contraloría Social.

Orizaba.- El Ex Convento de San José de Gracia si no tuviera la remodelación que hoy en día se le está brindando, con apoyo del Gobierno federal, en unos años más hubiera terminado en ruinas, así lo dio a conocer el presidente del Comité Ciudadano de la Contraloría Social, Armando López Macip.
Mencionó que con la rehabilitación que tendrá el edificio, en el cual se invertirán poco más de 19 millones de pesos, le darán larga vida, pero, sobre todo, uso al espacio considerado una de las joyas arquitectónicas de la ciudad por su historia y su valor a través de los años.
El objetivo de la obra es reestructurar los entrepisos, pues en caso de no hacerlo, el derrumbe sería total, ya que algunas áreas como la bóveda se agrietó con el paso del tiempo, aunado a que los tres niveles del Ex Convento de San José necesitan una
‘inyección’ de materiales.
Reconoció que después de su desalojo en 1993, los vecinos se encargaron de controlar ciertas áreas, a fin de mantenerlo, pero los temblores fueron afectando la construcción, al grado de separar algunas áreas, además de que con los vientos, los techos se fueron cayendo.
El Comité Ciudadano de la Contraloría Social informó que periódicamente se encuentran supervisando la obra, desde la implementación de los materiales por la compañía especializada en el rescate de este tipo de espacios, además de que se encuentran capacitados en el tema.