ads

La crisis del coronavirus se agravó aún más en Arizona el jueves y el Gobernador de Texas dio marcha atrás después de encabezar uno de los esfuerzos más agresivos del país para la reactivación económica, mientras el número de contagios diarios confirmados en todo Estados Unidos se acercó al punto máximo registrado durante los oscuros días de finales de abril.

Si bien el aumento de pruebas de diagnóstico quizá sea un factor en el incremento de casos, los expertos advierten que otras métricas indican que el virus está regresando. Las muertes diarias, las hospitalizaciones y el porcentaje de pruebas que dan positivo a COVID-19 también han aumentado en semanas recientes en algunas zonas del país, especialmente en el sur y el oeste.

En Arizona, el 23 por ciento de las pruebas de diagnóstico realizadas en los últimos siete días han dado positivo, cerca del triple del promedio nacional, y una cantidad récord de 415 pacientes se encuentra conectada a respiradores. En Mississippi, el conteo diario de nuevos casos a nivel estatal alcanzó su máximo nivel dos veces esta semana.

“No es una broma. Van a suceder cosas realmente malas”, declaró el secretario de Salud de Mississippi, Thomas Dobbs.

ads