Al menos cuatro niños murieron y siete resultaron heridos hoy cuando una bomba explotó al paso de un autobús escolar en un distrito de Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, sin que hasta el momento nadie reivindique el atentado, informaron fuentes policiales.

“Una carga explosiva apuntó a un autobús que transportaba a escolares en una aldea del distrito de Shura, al sur de Mosul, dejando cuatro estudiantes muertos y otros siete heridos”, informó la policía citada por el sitio Iraqi News.

Ningún grupo extremista ha asumido hasta ahora la responsabilidad del ataque, pero la policía lo atribuye al grupo yihadista Estado Islámico (EI), responsable de la mayoría de los atentados dirigidos sobre las zonas más pobladas, incluidos los mercados cafés y mezquitas de Irak.