in ,

Exponen nueva modalidad de extorsión, ahora fingen ser del SAT

AGENCIA

CDMX.- La delincuencia sigue encontrando formas de seguir extorsionando, ahora lo hace fingiendo ser del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y acusa a las víctimas de presunta evasión fiscal.

En esta modalidad, las víctimas reciben en su teléfono mensajes de WhatsApp que afirman ser del SAT y de su titular Raquel Buenrostro, quien supuestamente alerta a la persona que debe pagar una multa o de lo contrario se procederá a la acción penal.

Las autoridades indican que la selección de víctimas inicia con el hackeo de cuentas de Facebook.

Posteriormente, los extorsionadores, haciéndose pasar por el hackeado, piden a los amigos que les proporcionen su número telefónico, con el pretexto de que perdieron sus contactos.

En los siguientes dos o tres días envían mensajes a través de WhatsApp a las víctimas para solicitarse un favor: que reciban en sus domicilios un paquete de alguna compañía de paquetería.

“Ando en McAllen, Estados Unidos, estoy enviando un paquete, hazme el favor de recibirlo”, señala el supuesto amigo por WhatsApp.

Agregan que si acceden, el extorsionador obtiene además del número de teléfono de la víctima, el domicilio y nombre completo, para la entrega del supuesto paquete.

Luego un supuesto trabajador de la empresa de paquetería llama para “confirmar el envío del paquete”.

El “amigo” refiere que en el paquete, que nunca llega, irán 30 mil dólares en teléfonos, laptops, tablets, joyas, relojes y hasta drones para “hacer regalos”, según relató una de las víctimas.

En el WhatsApp de la víctima aparece una carta del SAT “firmada” por Raquel Buenrostro en la que se informa que su paquete está valuado en 35 mil 600 dólares y que el máximo permitido es de 8 mil dólares, por lo que tiene que pagar 54 mil 750 pesos de impuestos ese mismo día; y les advierten que “la no cancelación de esta multa se considera una evasión fiscal”.

Las víctimas señalan que los extorsionadores utilizan una cuenta de BBVA1501787271, con el número de tarjeta 4152 3139 3123 5910, y el nombre del “agente aduanal autorizado” es licenciada Rosa Hernández Ramírez.

Las autoridades les hacen un llamado a la ciudadanía con la finalidad de que eviten dar sus datos personales a personas desconocidas y evitar así ser defraudados.

Superiberia

Bien que se toma fotos, pero nada de trabajo

Exceden cuotas de recolección