Orizaba. – Se inconforman católicos que no pudieron entrar a la misa de la fiesta patronal de San Miguel Arcángel, a pesar de que llegaron con una hora de anticipación, fueron pocos los que todavía se alcanzaron a apuntar para alcanzar el 35 por ciento de la capacidad del recinto.
Es preciso mencionar que desde la semana pasada, la administración de la catedral puso a disposición número de teléfono para integrar la lista de las personas que tuvieron la intención de participar en esta celebración, sin embargo, algunos dejaron esto para el último momento, o se arriesgan a llegar a la catedral, aunque esto significó que no pudieran ingresar.
En tanto, el recorrido del Santísimo y de la imagen del Santo Patrono continúa por la colonia Tlachichilco, a punto de concluir para dar inicio a la celebración que presidirá en unos momentos el obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino.