Facebook respondió este miércoles a las demandas antimonopolio presentadas en su contra por el Gobierno federal y las autoridades de 48 estados y dijo que ignoran los efectos que tendrán sobre la comunidad empresarial y los usuarios de sus servicios.

“Tras haber aprobado nuestras adquisiciones hace años, ahora el Gobierno quiere un segundo intento sin importarle el impacto que un precedente así tendría para el conjunto de la comunidad empresarial o para la gente que elige usar nuestros productos cada día”, indicaron desde la red social en un comunicado.

Prácticamente en paralelo, la Comisión Federal del Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) y los fiscales generales de 48 estados dieron a conocer este miércoles sendas acciones judiciales contra la compañía que dirige Mark Zuckerberg.