Superiberia

Cuichapa, Ver.- Ante las constantes fallas mecánicas que ha sufrido el ingenio La Providencia desde el inició de zafra, algunos choferes se han quejado del golpe a su economía debido a que muy pocos han tenido beneficios con la entrega de materia prima en tiempo y forma y otros, sólo han logrado pagos mínimos que no alcanzan para los gastos de la semana.

Alrededor de la medianoche del miércoles, la factoría volvió a frenar molienda y al día siguiente circuló información para frenar cosecha y no inundar el corralón cañero, pero la orden no llegó a tiempo y hasta este mediodía los carros cañeros se encontraban aparcados y haciendo fila en la carretera a Toluquilla.

Ningún dirigente cañero dio una versión oficial al respecto, sin embargo, se conoció que la molienda frenó por una falla mecánica en calderas y el molino, pero se restableció cerca de la media noche del jueves.

“Dijeron que pararían dos turnos (de trabajo) por fallas mecánicas, y enviaron información a los grupos de corte, pero ya había caña en campo y tuvieron que levantarla y traerla para meterla para moler”, dijeron cañeros.

El problema de las fallas en el ingenio ha sido constante desde el arranque de zafra en noviembre del 2020.

Apenas unas horas de iniciar molienda se presentaron fallas en fábrica que frenaron el trabajo durante varios días después que ingenieros, reportaron que sólo llevaría unas horas.

Vecino