El propietario de los Texanos de Houston, Bob McNair, uno de los dueños más influyentes de la NFL, falleció este viernes a la edad de 81 años, reportó el equipo en su sitio oficial.

McNair, quien hizo su fortuna en plantas de energía, regresó un equipo de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), tras la salida de los Petroleros a Tennessee, había combatido múltiples tipos de cáncer en los últimos años.

Bob McNair pagó 700 millones de dólares por una franquicia de expansión en 1999 para reemplazar a los Oilers, quienes se mudaron a Tennessee en 1997 y eventualmente se convirtieron en Titanes, explotó el precio de referencia para las franquicias deportivas estadunidenses.

El magnate McNair nació en Tampa, Florida, y se crió en Forest City, Carolina del Norte, una pequeña ciudad ubicada a una hora al oeste de Charlotte.