Orizaba.- El impulsor del programa “Salvemos al Pico de Orizaba”, Ricardo Rodríguez Deméneghi, manifestó que la cancelación de programas del Gobierno Federal y Estatal afectará la respuesta para contrarrestar y prevenir los incendios forestales.

Mencionó que hace un par de semanas se registró un siniestro en la zona de las faldas del Pico de Orizaba, donde se “perdieron” aproximadamente 20 hectáreas de bosque; sin embargo, aseguró que la Comisión Nacional Forestal (Conafor) declaró que se trató de una superficie menor. 

Ante ello, Rodríguez Deménegui dijo que es cuestión de apreciación.

Resaltó que se trató de árboles recién plantados del plan de reforestación, los cuales se “perdieron” por completo.

En el caso de los arbustos, comentó que su recuperación tardará entre ocho y 12 meses, dependiendo de la humedad que se registre en la zona afectada por el incendio.

“Se hacía el trabajo preventivo; habían brigadas que estaban trabajando todo el año. Ahorita han disminuido porque muchos apoyos fueron cancelados por los recortes presupuestales del Gobierno Federal y del Programa de Gobierno Mixto de la Sociedad Civil”, reiteró el defensor del medio ambiente. Destacó que hace falta mucho trabajo de preservación, pues “sale más barato preservar que reconstruir”.

Por otro lado, informó que se espera una temporada intensa en materia de incendios forestales en la región, debido a que el período de estiaje estará muy marcado.

Para finalizar, aseveró que -derivado de los efectos del Frente Frío Número 44- se prevé una pequeña recuperación de los mantos freáticos y de los manantiales, lo que servirá para que el pronóstico no se registre tan severo como se tenía previsto y exhortó a la población a cuidar de la naturaleza.