Orizaba.- La Iglesia Católica se pronuncia contra el feminismo radical que cae en el anarquismo, ante la manifestación en la Ciudad de México donde se registraron hechos violentos, vandalismo y agresiones contra policías y periodistas, indicó el vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez. 

Lo anterior, al señalar que se debe rescatar la solicitud de un alto a los asesinatos, secuestros, violaciones y agregó: “nosotros decimos ni una más, pero también ni uno menos”. 

La manifestación de mujeres en la Ciudad de México para protestar contra la violencia de género y las agresiones por parte de policías terminó protagonizando hechos vandálicos en una estación de Metrobús, incendiaron una estación de Policía, hicieron pintas en el suelo, autos y paredes; también agredieron a dos comunicadores.

El Sacerdote opinó que se debe distinguir entre feminismo de equidad y feminismo ideológico radical, en el primer caso, hombre y mujer tienen la misma dignidad y derechos fundamentales, si en un trabajo realizan la misma actividad deben recibir el mismo salario, sobre la necesidad de crear condiciones de equidad para que se desarrollen al igual que los hombres.

En tanto, el feminismo radical cae en el anarquismo ideológico que pretende ser demiúrgica, es decir, “crear sus verdades totalitarias porque pretende imponer lo que quieren, incluso de modo violento, es mesiánica porque se pretende elegir como la única fuerza y la única solución”.

“Las ideologías y los totalitarismos siempre han sido negativos porque caen en la destrucción y nosotros lo hemos podido evidenciar, no se puede combatir la violencia con más violencia (…) Ahí es en donde, en algunas manifestaciones y expresiones se autodescalifican, hay que entender que debemos promover el respeto y la dignidad de la mujer”, manifestó.