• Tras sabotaje
  • Tras los hechos ocurridos recientemente, Ferrosur redobla vigilancia.

Orizaba.- Ante la falta de atención de las autoridades, empresas ferroviarias se han visto en la necesidad de redoblar la vigilancia para cuidar las maquinas y sus mercancías, pues continúan los robos y sabotajes a trenes en en el tramo Puebla-Orizaba y solo el año pasado fueron 25 las acciones defensivas para evitar asaltos.
La zona conocida como “Triángulo Rojo”, ubicada en los límites de Puebla y Veracruz, a la altura de Maltrata y hasta Acultzingo, es líder en robo y vandalismo al tren, por lo que trabajadores ferrocarriles exigen a las autoridades poner un freno a la situación que pone en peligro su vida y la de otras personas, cuando el descarrilamiento se hace en zonas habitadas; no obstante, las autoridades se han visto rebasadas o ignoran la situación, pues los atracos continúan.
Según datos de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, a pesar de que el robo a trenes ha disminuido, los trenes de carga aún se topan con barricadas, e incluso con tramos donde son retirados los durmientes, para frenar su paso y atracarlos.