El Gobierno francés prohibió este miércoles por decreto la utilización de la hidroxicloroquina para tratar a enfermos de la COVID-19, por los recientes estudios que desaconsejan esa utilización del polémicomedicamento, usado habitualmente para lamalaria.

En un comunicado, el Ministerio de Sanidadseñaló que los médicos no deberán recetar para el coronavirus esa molécula, y que tampoco deberá utilizarse en los hospitalespara los pacientes internados. La única excepción serán los ensayos clínicos.

Este decreto viene a modificar otro del 26 de marzo que permitía su utilización, con carácter derogatorio, para formas graves de la COVID-19 en los hospitales, y siempre que hubiera una decisión colegial de los facultativos y con una “vigilancia médica estricta”.