• Por suicidio de voluntario
  • El estudio en Brasil respecto a la Coronavac incluía a nueve mil voluntarios.

Sao Paulo.- El suicidio de un voluntario, llevó al regulador de Salud de Brasil a suspender las pruebas que llevaban a cabo de la vacuna contra el COVID-19 de la empresa china Sinovac, dio a conocer una fuente oficial.
Indicó que lo anterior dificulta el trabajo global de las farmacéuticas por la inmunización masiva.
Por su parte, el regulador de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA), informó que el hecho adverso ocurrió el 29 de octubre y la administración de Sao Paulo, donde hacem las pruebas, confirmó que la muerte de un voluntario se había registrado como suicidio y se indagaba más a fondo el asunto.
Los organizadores de las pruebas criticaron la decisión de ANVISA, mencionaron que no fueron notificados con anticipación y que no había razón para detener el proceso de salud.

Versión
En tanto, ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS), precisó que las interrupciones temporales en los ensayos clínicos de vacunas son una práctica rutinaria en caso de que se sospeche de un efecto adverso.