México, D.F.- A fin de enfrentar la crisis de granos originada por las heladas y la sequía, se incrementó la cobertura a la población rural afectada, y se prevé que el primer semestre de 2013 esté garantizado el abasto, informó la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

La dependencia explicó en un comunicado que para hacer frente a esa crisis, dispuso en 2011 las reservas de Diconsa para reabastecer sus bodegas y garantizar el suministro del grano, para que la población rural no se viera afectada en su alimentación.

Por ello, la empresa incrementó su focalización en 11 puntos porcentuales, al pasar su cobertura de 42.2 a 53.1 por ciento de la población objetivo.

Así, distribuye el grano en las tiendas comunitarias rurales más alejadas, lo que ha impedido que los intermediarios aprovechen el mercado del maíz, y se mantenga el precio en los últimos cinco años, generando un ahorro hasta del 30 por ciento a los beneficiarios.

La Secretaría de Desarrollo Social detalló que actualmente distribuye alimentos a través de 11 mil 389 tiendas en 962 municipios indígenas, que representa una cobertura del 92.8 por ciento de estas comunidades.

Precisó que a la fecha se tiene un inventario cercano a 120 mil toneladas de maíz y se prevé que para finales de año ingresen 150 mil toneladas más, lo que garantizaría el grano para todo el primer semestre de 2013.

AGENCIAS