CDMX.- Las gasolineras deberían dar más baratos los combustibles, debido a la caída de los precios del petróleo a nivel mundial; así lo consideró ayer Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Durante la conferencia matutina el titular de Profeco presentó, como cada lunes, el informe Quién es quién, en los precios de la gasolinas, e indicó que el precio más alto se encuentra en la Ciudad de México a 29.29 pesos por litro y el más bajo en Veracruz a 17.57 pesos por litro.

Sin embargo, dijo que este último precio debería disminuir ante el contexto internacional respecto a la baja en los precios del petróleo que además, debe reflejarse en el valor al cliente de los carburantes, en todas las gasolineras del país.

La mañana de ayer el barril de petróleo Brent de referencia europea caía más de 9%, situándose en su nivel más bajo en cuatro años, debido al desequilibrio provocado por una abundante oferta de crudo y una demanda que disminuye como consecuencia de la pandemia de Coronavirus.

En Nueva York, el barril de WTI, petróleo de referencia en Estados Unidos, para entrega en abril perdía 7%, a 29.51 dólares, aún por encima de su último mínimo alcanzado el lunes de la semana pasada de 27.34 dólares.