El hospital pediátrico romano Bambino Gesú anunció hoy la separación con éxito de gemelas de dos años unidas por la cabeza al término detres cirugías riesgosas.

Las hermanas Ervina y Prefina nacieron con una afección “rara y compleja de fusión craneal y cerebral”, indicó el hospital.

Se trató de la primera vez en Italia, -y probablemente en el mundo, ya que no aparecen casos citados en la literatura médica-, que un equipo de cirujanos especializados logran separar a gemelos unidos de esa manera.

Las siamesas, nacidas en la República Centroafricana, llegaron a Italia en septiembre de 2018 después de que el director del hospital aceptó recibirlas.