in

¿Golpe de Estado?

ElBuenTono

Un viejo refrán dice que “el que a hierro mata, a hierro muere”, y este caso, parece aplicar a Vargas Valdez

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) vive una de sus crisis más severas, pero esta se fue gestando desde hace algún tiempo, e incluso, ha exhibido las contradicciones que se viven a lo interno del primer círculo presidencial y la mecha fue un dicho de magistrado presidente o expresidente del Tribunal, José Luis Vargas Valdez, al señalar que él no votaba “en manada”, por lo que la magistrada Janine Otálora exigió respeto. “No somos una manada ni integrantes de una manada”, expresó Otálora, y de ahí, se vino la rebelión del resto de los magistrados que terminó en la destitución de Vargas Valdez.
Un viejo refrán dice que “el que a hierro mata, a hierro muere” y en este caso, pareciera ser aplicable a Vargas Valdez, quien desde hace tiempo perdió el control del máximo Tribunal Electoral, y ello tiene su historia.
En el año 2018, Vargas Valdez anunció por sus redes sociales que preparaba denuncias “con elementos y pruebas que apuntan hacia irregularidades cometidas por la (entonces) presidenta del TEPJF, Janine Otálora”.
Y esto tiene sus antecedentes en ese mismo año, cuando las elecciones en Puebla, para renovar la gubernatura estuvieron en el ojo del huracán y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación aprobó el recuento total de los votos, debido a las irregularidades durante la elección.
En opinión de los magistrados, la autoridad electoral local “fue deficiente” y por ello, no garantizaba certeza respecto de los resultados de esos comicios.
En la sesión del 8 de diciembre de 2018, con cuatro votos a favor y tres en contra, Martha Erika Alonso fue ratificada como gobernadora electa de Puebla, y el 15 de diciembre rindió protesta, pero nueve días después la gobernadora junto con su esposo, el senador y exgobernador de ese estado, Rafael Moreno Valle, perecieron en un trágico accidente en helicóptero.
En esa misma sesión, los magistrados José Luis Vargas, ponente del proyecto, Felipe Alfredo Fuentes Barrera y Mónica Aralí Soto Fregoso habían respaldado la propuesta de que se repitiera la votación para la gubernatura de Puebla, que traía consigna.
En el golpe de Estado del que alega Vargas Valdez ser víctima, además de presiones políticas, la única que lo defendió fue la magistrada Mónica Soto.
Se sabe que antes, tenía como sus cercanos a los magistrados Felipe Fuentes y Felipe de la Mata, este último, durante la sesión, fue quien solicitó que José Luis Vargas rindiera cuentas, pero ambos se decepcionaron con la actitud del que también es conocido como el magistrado billetes, quien gracias a la actuación de la Fiscalía General de la República, que encabeza Alejandro Gertz Manero, pudo librar, por lo menos hasta el momento, las acusaciones que le formulara la Unión de Inteligencia Financiera, de Santiago Nieto, por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

AmoramarMx Superiberia

Ordenan liberar a Rogelio Franco

Asegura FC una bodega