Córdoba. La tala indiscriminada de árboles maderables y florales se está perfilando como un problema social tan severo, que ya no sólo se realiza en las zonas altas de las montañas  o en los bosques, sino que ahora también se presenta en las zonas urbanas como es el caso de este municipio.

 Pese a las consecuencias ambientales que esto origina en las áreas de Ecología y Medio Ambiente, que se supone debe conservar la flora y fauna de las localidades ha permitido que se atente en contra del ecosistema.