• Tras captura del ‘Marro’, 54 muertos

GUANAJUATO.- La captura de José Antonio Yépez Ortiz, el “Marro”, el pasado 2 de agosto, ha dejado vacante el trono de un estado importante en la producción de hidrocarburos. “Hay temor que se desate la violencia entre cárteles”, señala David Saucedo, consultor en políticas públicas y de seguridad. El experto asegura que empezará una guerra sucesoria, es decir, una lucha entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Santa Rosa de Lima por el control de Guanajuato.
El CJNG tiene presencia en 24 estados de México, claves para el trasiego de drogas, y que anteriormente eran dominados por otras organizaciones locales. Existe temor de que el cártel se dispute el control de la entidad del Bajío, lo que generaría un repunte de violencia en los homicidios como se ha visto en años pasados.
Por lo pronto, la detención ya abrió una cacería sangrienta que ha dejado al menos 54 muertos, en los últimos cinco días.
A 96 horas de la aprehensión del “Marro”, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, señaló que los homicidios dolosos en en el estado bajaron 50 por ciento.
“Podemos resaltar sin que ello hable de una tendencia de que a partir de este evento hay una baja sensible de homicidios dolosos en Guanajuato, del 50 por ciento”.
Continuó: “Estamos hablando de sólo cuatro días y esto no es necesariamente el camino de la situación en el Estado, pero es alentador registrar cualquier dato de homicidios dolosos a la baja”.
Sin embargo, de acuerdo con el reporte diario de asesinatos, generado por un equipo interdisciplinario del Gobierno federal, desde el domingo 2 de agosto hasta el jueves 6 se registraron 54 asesinatos en el estado de
Guanajuato.