El humo blanco (fumata blanca) que indica la elección de un nuevo Papa se vio hoy sobre la 19 horas (18:00 GMT) en la chimenea del Vaticano. En Roma comenzaron a repicar las campanas.

En los últimos 150 años ningún Papa ha sido elegido en la primera votación y en esta ocasión no iba a ser diferente. Dos fumatas negras han precedido a la blanca que anunciaba en la tarde del miércoles que el sucesor de Benedicto XVI ha sido elegido por dos tercios del cónclave.

En algo menos de una hora conoceremos quién ha sido el cardenal elegido por el cónclave en el segundo día de votación.