La Navidad

CDMX.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó ayer que habrá justicia en el caso del ataque contra las familias LeBarón y Langford, ocurrido el 4 de noviembre pasado en los límites de Sonora y Chihuahua.

Tras la reunión con integrantes de las familias, el Mandatario afirmó que está comprometido y aplicado en resolver la problemática de inseguridad y violencia en México.

Manifestó su determinación para que el caso no quede impune y haya justicia para todas las víctimas de la violencia. “Estoy ocupado, comprometido, me aplico en que las cosas mejoren en nuestro País, no con palabras sino con hechos”.

Afirmó que busca eliminar la violencia en el País cambiando el paradigma de su combate, atendiendo las causas que la generan.

Dijo que está empeñado en mejorar la situación de bienestar entre los que menos tienen.

López Obrador reiteró que este camino de paradigma dará resultados, y más si se combate decididamente a la corrupción y se erradica el contubernio entre autoridades y miembros del crimen organizado.