El cuerpo de un bebé recién nacido fue hallado en un contenedor de basura de Ciudad Obregón, Sonora.

 El cuerpo que aún tenía el cordón umbilical, fue hallado por vecinos de la zona que se disponían a dejar basura en el contenedor.

La Fiscalía General de Justicia del Estado informó que de acuerdo con los resultados de la autopsia, se determinó que el bebé había nacido vivo, que respiró por sí mismo y que falleció a consecuencia del traumatismo craneoencefálico que le provocó un golpe.