CÓRDOBA.- Un total de 13 personas entre portadores y escoltas que participaron con el paso del Fuego Olímpico en Córdoba se reunieron para conmemorar los 51 años de este hecho histórico deportivo en la ciudad, evento que fue a iniciativa de los protagonistas, sin tener la presencia de las autoridades municipales, quienes no acompañaron a estos exdeportistas.

En punto de las 12:00 horas por las principales calles de la ciudad se realizó un pequeño recorrido con todos los participantes, para llegar a la explanada que les colocaron para realizar su acto conmemorativo.

En ese momento cada uno de los participantes tomó el micrófono para dar su nombre y la actividad deportiva con la cual fueron tomados en cuenta para participar el 8 de octubre de 1968.

Fue el momento cuando José Murillo López, quien habló de su momento y su éxito como ciclista a nivel Estado que lo llevó a ser designado para portar la antorcha y ser el último relevo para tener la responsabilidad de encender el pebetero frente a miles de ciudadanos cordobeses.

“Entrené mucho, cuando corrí en el último relevo, la verdad iba concentrado que no me fijaba lo que pasaba, llegué y saludé los cuatro puntos cardinales y encendí el pebetero, en ese momento no me lo podía creer”, fueron las palabras de José Murillo que sigue recordando este momento como si fuera ayer y que espera los jóvenes lo conozcan.