• Denuncian familiares de enfermos
  • Usuarios deben comprar material básico como Isodine, alcohol y gasas para su atención

Coscomatepec.- Múltiples quejas existen contra el Hospital Rural IMSS-Bienestar, donde carecen de insumos básicos para atender a los pacientes y las lavadoras dejaron de funcionar, denunciaron familiares de varios enfermos.
Añadieron que material básico como Isodine, alcohol y gasas lo tienen que comprar con su dinero, “la situación se complica durante las noches, cuando tienen que recorrer farmacias y hasta consultorios particulares para que nos vendan lo que necesitamos”.
También se conoció que las lavadoras están descompuestas, problema que al director, Ricardo Segura Jiménez, le tiene sin cuidado resolver sino hasta esta semana que se anunció que se hará una supervisión del lugar.
“Si carecemos del material que piden dejan de atender a nuestros familiares, aún cuando requieran una operación o si las mujeres darán a luz por cesáreas”, acusó un padre de familia que solicitó el alta para llevar a su esposa a una clínica particular.
En repetidas ocasiones las personas se quejan del mal trato que reciben del director, cuya destitución solicitaron en repetidas ocasiones, al igual que la remoción de la jefa de Enfermería, Ana Rosa Coyohua Tequiliquihua.
En julio de 2019, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, visitó el Hospital de Coscomatepec, en esa ocasión el director reconoció que existían carencias.
Aunque en teoría el sitio sería rehabilitado, ocurrió todo lo contrario, pues carece de los materiales básicos para atender a la población que acude para curarse, destacaron las fuentes.

*el tip

Reclamos
Personal del Hospital IMSS-Bienestar ya se manifestó por la falta de equipo para atender pacientes con COVID-19, aunque la respuesta de sus superiores fue nula.