• Acusan habitantes de Zongolica
  • Mediante artimañas servidores de la nación despojaron a una mujer de un billete ganador de la rifa del avión presidencial

ZONGOLICA.- Manuel Huerta Ladrón de Guevara podría convertirse en el Ladrón intelectual al comprobársele que ordenó a funcionarios a quitarle los boletos que había adquirido la mesa directiva de padres de familia de una escuela.
La comunidad de Zihuateo enclavada en la sierra de Zongolica se convirtió en foco de atención del Gobierno de la República y hasta de medios de comunicación internacionales, luego de que se hiciera público que los habitantes señalaron a funcionarios de la Secretaría del Bienestar por haberles quitado los boletos, uno de los cuales uno era ganador de 20 millones de pesos.
Fueron padres de familia de la telesecundaria “Gregorio Torres Quintero” quienes aseguraron que los servidores públicos llegaron por instrucciones del súper delegado. “Tenemos la intención de presentar formal denuncia si es que este señor no regresa para devolver los boletos, de que nosotros los compramos tenemos evidencia”.
Se dijo que el pasado 28 de septiembre, el delegado del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) en Zongolica y delegado regional de Bienestar, Dagoberto Valverde, y la titular del INPI en el Estado, Magdalena Hernández, acudieron a la casa de la tesorera del comité de padres y le exigieron que les entregara los boletos que habían adquirido, entre los cuales se encontraba el número 071 que resultó ganador de 20 millones de pesos.
Reiteran que de no devolver los boletos para hacer válido el número ganador, habrá consecuencias legales directamente contra Manuel Huerta Ladrón de Guevara, toda vez que los funcionarios que fueron enviados, prácticamente aseguraron que la Secretaría de Bienestar iba a administrar el dinero asignando obra a las escuelas.