Superiberia

Nogales.- Cómo Guillermo Osorio Pérez, quien tenía 35 años y era vecino del Ejido Nuevo Necoxtla, así fue identificado el cuerpo desmembrado que fue hallado la mañana del pasado martes, dentro de dos costales en una privada de la colonia Los Fresnos.
Fueron sus padres quienes se presentaron en las instalaciones de la Sub Unidad Integral de Procuración de Justicia (SUIPJ), para rendir su declaración ante el fiscal que se encargó de iniciar la Carpeta de Investigación por su asesinato.
Aunque no se dieron a conocer mayores detalles sobre las diligencias, se sabe que la familia del occiso señaló que este llevaba algunos días desaparecido y que desconocían que se dedicara a alguna actividad delictiva.
Y es que una de las principales líneas de investigación refiere, el asesinato de Osorio Pérez, podría tratarse de un ajuste de cuentas entre bandas delictivad que operan en la zona, motivo por el cuán fue descuartizado y arrojado en costales.
Luego de concluir con su declaración, la familia se presentó en las instalaciones del Semefo de Orizaba con el oficio de liberación, para poder recoger los restos del joven y trasladarlos a su domicilio, para que sean velados y sepultados.
Como se recordará, fue alrededor de las 08:00 horas que una mujer que vende antojitos afuera de su domicilio, ubicado en la privada de Ignacio Zaragoza observó que al pie de un poste de alumbrado público, había dos costales que contenían los restos del muchacho.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.

Vecino