Cuitláhuac.-  Ayer a las 15:00 horas, familiares de los ocupantes de la camioneta Ford Expeditión que se volcó a la altura del kilómetro 10 de la autopista Córdoba-Veracruz, trasladaron en dos carrozas a los tres miembros de su familia que fallecieron en el fatal accidente registrado el pasado viernes, en tanto que cuatro de los lesionados fueron trasladados a la ciudad de México, y uno más continúa hospitalizado, siendo su estado de salud reportado como grave, pero fuera de peligro.

Y es que ante la Agencia Especializada en Delitos Ocurridos en Carretera (Serpico) se presentó Gabriela Fernández Carrera para identificar oficialmente, y solicitar la entrega de los restos de su hermano, mamá y sobrino, quienes en vida se llamaron Armando Fernández Carrera, Marina Carrera Zavala y el menor Neibé Fernández Cifuentes, mismos que fallecieron durante la volcadura ocurrida el viernes.

En tanto, continúan hospitalizados los cinco ocupantes mas; Christopher Yael Fernández Cifuentes, de 2 años 3 meses, Armando Fernández Ortiz, de 49; Karen Fernández Carrera, de 14; Merlín Yanet Cifuentes Guzmán, de 25 años, así como la empleada doméstica Marilú López García, de 14 años, quienes se encuentran estables y en espera de ser dadas de alta en las próximas horas.

La fiscal María Isabel Hernández Cruz, asignada al Ministerio Público de Serpico, fue la encargada de realizar las diligencias correspondientes para que una vez identificadas oficialmente  las personas fallecidas, se hiciera la entrega de los cuerpos, extinguiéndose la acción penal en contra del presunto responsable de los hechos, el cual pereció en el percance.

Luego de permanecer  depositados en las instalaciones de conocida funeraria, dos carrozas partieron alrededor de las 15:00 horas de la avenida 5 entre calles 6 y 8, con los restos de las tres personas que lamentablemente perdieron la vida en lo que sería un viaje de placer a Catemaco.

Cabe recordar que una familia originaria del D.F. se accidentó en el kilómetro 10 de la autopista Córdoba-Veracruz, luego de que el conductor Armando Fernández Carrera, perdiera el control de la Ford Expeditión negra que conducía con rumbo al puerto de Veracruz, ya que tenía como destino final la ciudad de Catemaco.

Tras reventársele un neumático se salió de la carpeta asfáltica, dio varias volteretas y la unidad que conducía terminó volcada en un pequeño barranco, con tres personas muertas y cinco más lesionadas que fueron rescatadas por paramédicos de Capufe e internadas en un hospital, siendo trasladadas cuatro de ellas a un hospital en la ciudad de México.

ELEUTERIO ESPINOZA 

El Buen Tono