Orizaba.- Un empleado se ahorcó en el interior de su vivienda, y culpó a su pareja, debido a las diferencias que  sostenían. 

El suceso fue descubierto a las 23:30 horas, del viernes, por Margarita Méndez Gálvez, de 40 años, pareja del finado.

La mujer relató a las autoridades policiacas que el viernes al mediodía salió de su casa ubicada en Sur 4, número 7 interior 1, de esta ciudad.

En la casa se quedó Marco Antonio Sánchez Bautista de 42 años, quien era empleado en una tienda de pinturas, pero ese día no laboró.

Por la noche, cuando ella regresó a su casa descubrió el cuerpo de Sánchez Bautista, colgando de una soga. El hombre amarró una cuerda a la viga principal de la vivienda y dejó caer su cuerpo para que se asfixiara.

Cuando la mujer entró para tratar de ayudarlo sólo confirmó su muerte, por lo que dio parte a la Policía y al Ministerio Público.

Al revisar las autoridades encontraron un recado póstumo que decía “La única culpable es Mago Méndez, ella me orilló a la muerte, que todo mundo la juzgue, es mala”.

Margarita reconoció las diferencias con su pareja, pero recordó que hace 15 días el finado se drogó y se cortó las venas, por lo que ya tenía la idea de suicidarse.

GABRIEL LAGOS

El Buen Tono