Orizaba.- A través de la circular número 11, la diócesis de Orizaba dio a conocer que a partir de esta segunda quincena de septiembre, las iglesias y parroquias podrán recibir al 25 por ciento de su capacidad de feligreses para la celebración Eucarística.
El documento está firmado por el obispo Eduardo Cervantes Merino, y el Secretario Canciller Juan Carlos Villa Cañedo, y está dirigido a los sacerdotes, consagrados y fieles laicos, y están dispensados de las obligaciones de asistir a la misma quienes necesitan cuidar su salud ya sea por enfermedad crónica, por pertenecer a un grupo vulnerable, o por ser adultos mayores..
En él, se aclara que no se ha vencido al virus por lo que las medidas de higiene siguen vigentes y se tiene que actuar con responsabilidad, por lo que el uso de cubrebocas, caretas, gel antibacterial y la sana distancia son obligatorios.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.