Entre los productos piratas que más se adquieren en México son geles, cubrebocas, caretas y lentes protectores para protegerse de la COVID-19, aunque su efectividad no sea comprobable. Además, estas compras se realizan principalmente por hombres, quienes también consumen, en promedio, más elementos no originales, según dio a conocer el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI).

En el país las compras de zapatos, ropa y cigarros piratas, en negocios informales, no se ha logrado mitigar y, de hecho, las prendas de vestir, los accesorios de moda, el calzado y los dispositivos celulares son los artículos más demandados. A esta lista se sumó el Equipo de Protección Personal (EPP), a raíz de la llegada de la pandemia del nuevo coronavirus.

Juan Lozano, director del IMPI, y Eduardo Velasquillo, coordinador de Planeación Estratégica del IMPI, informaron en conferencia de prensa, los resultados de una encuesta desarrollada por el instituto. En ella, la población mexicana aseguró que sí compra productos informales y ahora, también adquiere elementos como geles desinfectantes.