Las impresoras 3D se coronaron como uno de los inventos más increíbles y útiles de la era moderna. El amplio espectro de cosas que puedes crear con estos dispositivos ha aumentado a lo largo del tiempo, gracias al avance de la tecnología.

Las prótesis médicas suelen ser el primer objeto que relacionamos con los conceptos de impresoras 3D y medicina. Y sí, efectivamente, la impresión 3D ha logrado crear prótesis para cientos de pacientes alrededor del mundo.

No obstante, médicos, científicos e ingenieros han fijado su meta un poco más allá de las prótesis, encontrando en la medicina regenerativa el campo perfecto para crear soluciones y métodos que permitan la impresión de órganos humanos.