Ciudad de México.- Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) lograron que Rodrigo, de casi dos años de edad, fuera trasplantado de un segmento de hígado de su mamá, para convertirse en el primer paciente pediátrico injertado de este órgano durante la emergencia sanitaria por Covid-19.

En este sentido, el Dr. Roberto Ortiz, Coordinador de Programas Médicos de la Coordinación de Donación y Trasplantes del IMSS, resaltó que este procedimiento se llevó a cabo en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) de Pediatría en Jalisco, bajo los más rigurosos estándares de higiene y seguridad tanto para el paciente como para la señora Kirenia, madre del menor.

“Se cumplió con requisitos como un área de aislamiento especial, un quirófano equipado y pruebas negativas a Covid-19, a fin de reducir al mínimo el riesgo de infección. El paciente ya estaba programado antes de que iniciara la contingencia sanitaria, desafortunadamente la actividad tuvo que detenerse temporalmente, pero encontramos las condiciones para trasplantar”, aseveró.

El Dr. Ortiz Galván detalló que, para la atención de Rodrigo, fue necesaria la colaboración de tres especialistas del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI de la Ciudad de México para sumarse al excelente equipo local en el Centro Médico Nacional de Occidente (CMNO) y lograr con éxito esta intervención quirúrgica.

En este sentido, el cirujano pediatra de la UMAE del CMNO, Juan Manuel Zertuche Coindreau, enfatizó que para el Instituto es motivo de orgullo haber realizado este procedimiento quirúrgico, sobre todo, en el marco de esta pandemia por Covid-19.

“Estamos muy orgullosos de pertenecer a una institución en la que a través de la cooperación y muchas voluntades, se logró alcanzar este objetivo y salvar la vida de Rodrigo”, precisó.

 Bajo estrictos protocolos de seguridad e higiene, el menor y su mamá fueron intervenidos en el Hospital de Pediatría CMN de Occidente por un equipo multidisplinario. Foto: IMSS

 Bajo estrictos protocolos de seguridad e higiene, el menor y su mamá fueron intervenidos en el Hospital de Pediatría CMN de Occidente por un equipo multidisplinario. Foto: IMSS 

Luego de casi un mes de cuidados post quirúrgicos y alta médica, el señor Rodrigo Vian, padre del menor, agradeció al Instituto las atenciones y los cuidados que les brindaron, pero sobre, todo, al devolverles la esperanza de tener a su hijo en buen estado de salud.

“La verdad nos dieron la gloria, nos dieron otra esperanza que habíamos perdido en algún momento. Estamos contentos y muy agradecidos porque él está cambiado, ya es otro niño, tiene otro color, y fue gracias al trasplante de hígado que le hicieron aquí”, comentó.

Además, reconoció y agradeció el trabajo del equipo multidisciplinario que intervino en este trasplante y devolvió la vida a su hijo Rodrigo. “Un equipo de trasplante de lo mejor, puedo decir que para mí son los mejores que hay”.

“Esta fue la mejor opción que pudimos tener. Estoy impresionado con este hospital, la verdad yo no cambiaría la atención que nos dieron aquí por la privada, fue de lo mejor. Además del buen resultado que se obtuvo con Rodrigo, la experiencia, el trato, han sido muy placenteros”, aseveró.

Por su parte, la señora Kirenia Pavón Cruz, madre del menor y donadora de una parte de su hígado, hizo un llamado a las madres de familia que se encuentran en esa misma situación, a no tener miedo y darles una oportunidad de vida a sus hijos.

“Que no tengan miedo, que sí se puede. No hay mayor placer y no se siente cosa más bonita como persona que ayudar a otra que lo necesita. Donar un órgano salva la vida y aquí está la muestra”, destacó.

La madre de Rodrigo dijo que siempre se han sentido cobijador por el IMSS, ya que en todas las urgencias se han atendido en el CMN Siglo XXI, se les ha brindado el tratamiento necesario y su hijo finalmente fue trasplantado.

“Siéntanse grandes porque salvan vidas, devuelven oportunidad, devuelven la paz a un hogar, el amor, la felicidad, y eso la verdad no tiene precio”, subrayó.