• Con la desaparición del outsourcing
  • Empresarios rechazan pagar más impuestos, ya que ese dinero sólo se va en altos sueldos y aguinaldos de los burócratas.
  • Medios comprados y coludidos callan denuncias de corrupción y derroches

CÓRDOBA.- Ante la pretensión del gobierno federal de desaparecer totalmente el outsourcing, el sector empresarial a nivel nacional ha manifestado su desacuerdo ya que esto implica para el sector privado el pago de mayores impuestos al fisco y al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Es decir, el instituto de Seguridad Social tendría mayores ingresos, pero a decir del sector patronal existe la interrogante de saber si ese dinero sería empleado para el equipamiento de hospitales, la compra de medicamentos y de materiales o para el pago de “sueldazos” y “aguinaldotes” de sus funcionarios, como los que se acaban de hacer públicos en la delegación Veracruz-Sur.
“Los empresarios no estamos para pagar más impuestos al IMSS, para que los ocupen en sueldotes y aguinaldotes para sus funcionarios. ¡Que los mantenga su madre!”, comentó un empresario molesto.
Los datos duros indican que, de concretarse la eliminación del outsourcing, habría un impacto negativo en 30 por ciento de las Pymes y más de 8 millones de trabajadores se verían afectados.