ads
  • En Calcahualco hubo dos deflagraciones provocadas por talamontes

Cosolapa.- El incendio que inició el viernes en Palma Sola se extendió al cerro de Almolonga y brincó a comunidades de los límites de Omealca, en la zona de El Llano, donde consumió decenas de hectáreas de pastizales.
Cuadrillas de trabajadores y personal de Protección Civil continúan la lucha para controlar el fuego que no ha cedido por los calores de más de 40 grados que se registraron ayer en la región.

Apoyados con pipas de agua, ramas y una cantidad mayor con tierra, personal de rescate labora desde el viernes para controlar la deflagración ante el temor de que consuma un cerro y pase a otras comunidades.
La dirección de Protección Civil Municipal confirmó que la lucha continúa y hasta anoche no tenían un informe oficial de la cantidad de hectáreas de pastizales que han sido arrasados por el incendio.

Las llamas tienen varios metros de altura y por las fuertes rachas de aire y el intenso calor se han avivado, reportaron los cuerpos de rescate que trabajan en el área.
El siniestro inició la tarde del viernes en Palma Sola, donde consumió unas 15 hectáreas de pastizales. El personal de rescate y voluntarios de Protección Civil intensificaron anteanoche las labores, pero no lograron controlarlo debido a que las llamas alcanzaron cañaverales y ramas secas.

El siniestro incrementó el viernes en la noche y al día siguiente consumió una gran parte de parcelas en el lado de Almolonga y el lindero con Omealca.
Jefes de rescate y policías no tenían anoche un informe oficial sobre el número de  hectáreas de pastizales devoradas por el fuego e indicaron que siguen, con el combate al siniestro y esperan apagarlo lo antes posible.

Calcahualco
Por otra parte, más de una hectárea de bosque fue consumida por el fuego en San Miguel Xiteco y en Tepetlapa, de Calcahualco.
La mañana de ayer sábado se reportaron dos incendios forestales en la Sierra, donde se presume que los causantes de nuevo fueron los taladores clandestinos.

Desde las primeras horas, los brigadistas se trasladaron a los puntos donde se reportó el fuego para realizar los trabajos y sofocar el incendio.
Grupos de auxilio de la zona se mantuvieron alertas para apoyar a sus compañeros en caso de ser necesario, aunque para antes del medio día se logró controlar la situación.

Se perdió a causa del fuego más de una hectárea de árboles, en su mayoría pinos, así como una superficie menor de pastizales. 
Las autoridades exhortaron a los ciudadanos que si tienen pensado hacer una quema, tomen las medidas necesarias.

ads