• En Río Blanco, Nogales y Acultzingo
  • Las estrategias no funcionan por posible colusión con delincuentes, señalan habitantes

Región.- Con el registro de 15 sucesos violentos y hallazgos de restos humanos en el último mes en los municipios de Río Blanco, Nogales y Acultzingo, queda evidenciada la ineptitud de los presidentes para implementar estrategias de seguridad o una posible colusión para que la delincuencia opere libremente, criticaron.
Vecinos de la colonia Centro de Río Blanco señalaron que más allá de una burla hacia las corporaciones de seguridad, se trata de sistemas fallidos de seguridad por parte de las autoridades
responsables.
La falta de vigilancia, recorridos, retenes y principalmente de policías confiables, leales y comprometidos con su deber de combatir a la delincuencia, indicaron que son los factores que han pasado por alto las
autoridades de la región.
Mencionaron que desde el 1 de noviembre a la fecha en el corredor de Tecamalucan a Río Blanco se han registrado agresiones a balazos, asesinatos, desapariciones y hallazgos de restos humanos, todo a la vista de las corporaciones policiacas y de gobiernos locales.
“Con toda la violencia que se ha desatado en la zona en el último mes, es evidente que algo está mal y está fallando, una de dos, o las autoridades son ineptas o les vale, o si saben perfectamente lo que ocurre, cómo, cuándo y dónde, y parece que lo permiten”, externaron.
Ante la situación de inseguridad que permea en esta región, hicieron un llamado enérgico a los alcaldes de los municipios en donde han repuntado los hechos violentos, principalmente a René Medel Carrera, Guillermo Mejía Peralta y David Velázquez Ruano, ya que la zona que gobiernan, sobre todo este último alcalde, es la más afectada por la delincuencia.